Treinta y cuatro

Peque

Ayer hizo 34 años que mi madre, tras más de 24 horas de parto (quizá por eso no tengo hermanos…), me trajo al mundo. Dando guerra desde el primer momento.

Hoy estoy un poquito más lejos de los treinta pero con la misma ilusión y las mismas ganas. Deseando aprender cada día y sin dejar de soñar nunca. Exprimiendo la vida al máximo y colocando hoy, con mucho esmero, cada una de las baldosas que formarán el camino que recorreré mañana.

Los 33 estuvieron cargados de emociones, de experiencias nuevas, de momentos muy felices y de otros no tan buenos. He visitado lugares que me apetecía muchísimo conocer, y descubierto otros que se han tropezado en el camino y han resultado ser una sorpresa muy agradable. ¡Cómo se disfrutan las cosas que no se esperan! He conducido mil kilómetros de un tirón (si no lo veo no lo creo) e incluso he bajado al fondo al mar. Me he reído mucho.

También he tenido un sueño en la palma de mi mano y he visto como se me escurría al ir a agarrarlo. ¡Cómo duele! He tenido que decir adiós con la boca pequeña y el corazón encogido. Y hasta he aprendido que se puede entrar y se puede salir, pero nunca debemos quedarnos (ni permitir que se queden) en la puerta. Me he caído muchas veces y me he levantado otras tantas. He llorado mucho, también.

Nadie dijo que la vida fuese fácil. No es cierto que lleguemos siempre al lugar esperado por mucho esfuerzo que pongamos en lograrlo. Y no es verdad que podamos conseguir todo lo que queremos si luchamos por ello. La vida juega también esta partida y cuándo menos te lo esperes aparece para recordártelo.

Lo importante en ese camino lleno de luces y sombras es no rendirse nunca. Avanzar siempre, aprender de todo y de todos, no dejar de soñar nunca y mantener la ilusión intacta. Esa es la clave. No permitir que nada ni nadie te robe la ilusión. Y celebrarlo todo.

Ayer soplé velas, comí tarta, abrí regalos, recibí tirones de orejas y leí muchas muchas felicitaciones. Siempre consiguen emocionarme. Me encanta celebrar, me encanta cumplir años, y el próximo fin de semana habrá que festejarlo como se merece.

A todos los que recorréis este camino a mi lado, GRACIAS.

¡Bienvenidos 34! :)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lifestyle y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Treinta y cuatro

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s