Mantecadas

Si cuando os conté nuestra receta de bizcocho os decía que era la receta estrella, éstas mantecadas triunfan por igual allá dónde van y suelen convertirse (¡aviso!) en desayuno favorito de casas y oficinas varias (el que avisa  no es traidor). Son muy ricas, muy jugosas y muy fáciles de hacer. Lo mejor es que las hagáis y lo comprobéis vosotros mismos.

Mantecadas_1

Ingredientes: 250 grs. de harina, 250 grs. de azúcar, 250 grs. de huevos, 250 grs. de mantequilla, 1 sobre de levadura, la ralladura de un limón, y cápsulas para magdalenas.

Podéis doblar las cantidades o reducirlas respetando siempre las proporciones de harina, azúcar, mantequilla y huevos, que siempre tienen que pesar lo mismo.

Para conseguir el peso exacto de los huevos, id probando con huevos de distinto tamaño hasta que se aproxime lo máximo posible.

Comenzamos batiendo muy bien la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar hasta que quede una crema clara y espumosa como veréis en la foto.

Mantecadas_2
Mantecadas_3

Una vez que esté lista, vamos agregando los huevos uno a uno (si son de aldea como en este caso, mucho mejor porque el sabor y el color se notan). Es importante esperar a que esté bien integrado para agregar el siguiente. Una vez agregados todos los huevos, incorporamos la ralladura de limón y batimos de nuevo.

Mantecadas_4
Mantecadas_5

Por último agregamos la harina, que previamente habremos mezclado bien con la levadura, poco a poco. Si os resulta más cómodo a la hora de batir e incorporar, podéis hacerlo de cucharada en cucharada. Cuando esté completamente integrado podemos pasar la mezcla a las cápsulas, rellenando hasta la mitad (con estas cantidades os saldrán, dependiendo del tamaño de las cápsulas, unas dos docenas).

Mantecadas_6
Mantecadas_7

Introducimos al horno precalentado a 180ºC durante aproximadamente 12 minutos. Podéis pincharlas en el centro para aseguraros de que están hechas (debe salir limpio), aunque normalmente si han crecido lo suficiente y han adquirido un color dorado fuerte ya estarán listas para salir del horno. Recomiendo no colocar las cápsulas muy juntas porque al ir subiendo dentro del horno se os pueden unir. Es preferible hornearlas separadas aunque haya que hacerlo en varias tandas.

Mantecadas_8
Mantecadas_9

Una vez que las sacamos del horno las dejamos enfriar sobre otra bandeja o fuente, y listas para comer. ¡Imposible probar sólo una! ;)

No es el tipo de magdalena que queda picuda, sino un tipo de mantecada que cómo veis quedará plana. No os asustéis si todo lo que han subido comienzan a bajarlo.

La ralladura de limón es opcional. Podéis no utilizarla o sustituirla por ralladura de naranja, un chorro de anís, una vaina de vainilla… Lo que más os guste.

Mantecadas_10
Mantecadas_11

Si os parece que la pinta es buena, no os podéis imaginar cómo es el sabor (ni el olor cuando salen del horno… alimenta por sí solo). No hay excusas para no poner en práctica esta receta: ingredientes que siempre tenemos en casa, preparación sencilla y horneado rápido. ¿Quién se anima?

¡Buen fin de semana! :)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cocina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s