Galletas digestive caseras

Una de las cosas que más me gusta hacer en las tardes de invierno en las que no apetece salir a la calle es hornear galletas, y aunque las que más me gustan siempre son las más calóricas (dónde esté una buena galleta de manteca que se quite todo lo demás) es cierto que hay infinidad de posibilidades también muy ricas y mucho más sanas. Y últimamente recurro a este tipo de recetas, por aquello de paliar los efectos de la Navidad…

Tengo que contaros en un post lo ricas que estaban las galletas de avena de Bea, pero hoy os traigo otras no tan light pero también sanotas y que están para chuparse los dedos: galletas digestive caseras.

galletas_digestive_caseras_9

Se las vi a Isabel en su instagram y no pude dejar pasar la oportunidad de copiar la receta (que si no me equivoco es de Directo al Paladar) y ponerla en marcha. ¡Os las recomiendo 100% porque son muy ricas y muy sencillas!

Ingredientes: 55 grs. de harina de trigo, 170 grs. de harina de trigo integral, 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal o Potax), una pizca de sal, 110 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 70 grs. de azúcar glasé y 50 ml de leche fría.

Estas son las cantidades de la receta original. Al final las masas hay que trabajarlas y la cantidad de harina puede variar. Yo tuve que añadir unos 50 grs. más de harina integral para que la masa estuviese en su punto.

galletas_digestive_caseras_2

Precalentamos el horno a 175ºC y empezamos a preparar la masa. Para ello mezclamos mezclamos en un bol los 55 grs. de harina de trigo, los 170 grs. de harina integral y una cucharadita de levadura. Cuando esté bien mezclado, añadimos 110 grs. de mantequilla a temperatura ambiente y amasamos. Yo amasé con las manos desde el principio, estrujando y prensando bien la mezcla.

Cuando no tengáis la mantequilla a temperatura ambiente y no podáis (o queráis) esperar, podéis meterla dentro de un cuenco al microondas en la opción de descongelar unos 4 o 5 segundos.

galletas_digestive_caseras_3

A continuación incorporamos el azúcar glasé, mezclamos, y vamos incorporando los 50 ml de leche fría poco a poco hasta que logremos una masa suave y manejable pero no muy pegajosa (es en este punto cuando mi mezcla necesito algo más de harina hasta conseguir la textura correcta).

A continuación pasamos la masa a una superficie limpia y enharinada y continuamos amasando hasta que la consistencia sea óptima (enseguida vemos cuando la masa está lista, ya no se pega y podremos estirarla fácilmente con el rodillo).

galletas_digestive_caseras_4

Con la ayuda de un rodillo enharinado estiramos la masa dejando un grosor de unos 4-5 mm (procurad que no queden muy finas para que lograr su textura y que además no deformen). Y recortamos las galletas con un molde redondo o como en mi caso, que no tenía molde tan pequeño, con una copa o vaso.

galletas_digestive_caseras_1

Una vez que las coloquéis sobre la bandeja de horno separadas, podéis decorarlas si queréis haciéndoles agujeritos con un palillo. Aunque no es necesario, si además tenéis sello para galletas, podéis poner la palabra DIGESTIVE y quedarán tan bonitas como éstas (hacía un montón que había comprado éste sello en Tiger y aún no lo había estrenado).

Horneamos unos 15 minutos a 175ºC en horno precalentado y…

galletas_digestive_caseras_5

¿Tienen o no tienen buena pinta? Las sacamos del horno, las dejamos enfriar (mejor si es sobre una rejilla) y horneamos la siguiente tanda (en mi caso fueron dos hornadas).

Os aseguro que el resultado merece la pena y son mucho más ricas y sanas que las que podáis comprar, así que espero que os animéis a prepararlas. En mi caso la mitad fueron para regalar, así que las coloqué en una cajita de cupcakes que tenía en el cajón de porsiacasos y no pudieron quedar mejor.

galletas_digestive_caseras_7
galletas_digestive_caseras_8

A veces veo todas las cosas que compro y guardo “por si acaso” y me dan los siete males y juro no volver a hacerlo. Pero en casos como este, me alegro de tener un pequeño arsenal de bonituras varias que me sacan apuros en más de una ocasión (y estas cosas la mitad de las veces, o las compras cuando las ves o cuando las necesitas y te acuerdas ya no están).

galletas_digestive_caseras_10

Como siempre os digo, espero que os animéis a hacerlas y que las compartáis para que yo pueda hacerlas. Me haría mucha ilusión ver que las recetas que voy subiendo os ayudan, os inspiran y sobre todo, os salen ricas y bien (y cualquier duda, ya sabéis donde estoy).

¡Disfrutad mucho del fin de semana! Yo tengo una mini escapada que me apetece un montón y espero que el tiempo acompañe. Muak.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cocina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Galletas digestive caseras

  1. Son una delicia…cuando te comes una no puedes dejarlas…gracias por la receta!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Q ricas son las galletas SIEMPRE!

    Me gusta

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s