Galletas de avena

Lo propio sería haberos traído una receta de algún postre típico de Carnaval: frixuelos, picatostes, arroz con leche, casadielles… Y no será porque en esta casa no se hagan todos y no se disfruten, pero no ha habido tiempo para fotos ni para detenerse. Falta de organización y de tiempo. Pero prometo que con Carnaval o sin él esas recetas irán apareciendo por el blog.

Por el contrario, os traigo una receta sana y rica, perfecta para compensar los excesos de estos días (habrá quién me lo agradezca). Y la receta no es otra que la de las galletas de avena que compartió Bea hace algún tiempo y que me animé a hacer. En el enlace tenéis la receta completa y os animo a que lo visitéis y veáis que tuvo una ayudante de excepción.

galletas_avena_1

Ingredientes: 250 grs. de avena, 100 grs. de harina integral, 150 grs. de azúcar moreno, un puñadito de sésamo, 200 ml. de aceite, 150 ml. de agua, una cucharilla y media de canela molida, una cucharilla y media de nuez moscada, y media cucharada de levadura en polvo.

galletas_avena_2

Mezclamos bien todos los ingredientes secos  (avena, harina, azúcar, sésamo, canela, nuez moscada y levadura). Conviene hacerlo en un bol lo suficientemente grande como para que podáis trabajar con comodidad.

galletas_avena_3
galletas_avena_4

A continuación añadimos el aceite, mezclamos bien, añadimos el agua, y volvemos a mezclar hasta conseguir una textura consistente. La cantidad de agua que os pongo en la receta es la que indica Bea, sin embargo en mi caso tuve que utilizar menos (de haberla utilizado toda hubiese quedado una masa muy líquida imposible de trabajar).

En cualquier receta de este tipo en la que vayáis incorporando ingredientes líquidos, lo mejor es observar la textura a medida que vamos incorporando más. No todos los ingredientes secos tienen la misma humedad (hay harinas más secas que otras) ni se van a comportar igual. Lo mejor es siempre observar.

galletas_avena_5

En cualquier caso, tened en cuenta que la textura de la masa será similar a la de la foto, no es una mezcla seca y compacta como la que obtenemos al hacer otro tipo de galletas (que yo dudé bastante si lo estaría haciendo bien o si sobraría/faltaría algo).

Formaremos bolas del tamaño de una pelota de ping pong con la ayuda de una cuchara (es imposible hacerlo con las manos por la textura de la masa), y las vamos colocando sobre la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado, aplastándolas un poquito.

galletas_avena_6

Introducimos en el horno precalentado unos 15 minutos (hasta que veamos que las esquinas están doradas) y dejamos enfriar preferiblemente sobre una rejilla.

galletas_avena_7
galletas_avena_9

No os voy a engañar. No creo que sean las galletas más sabrosas del mundo. Prefiero lógicamente las galletas de mantequilla, las galletas de chocolate… Pero como dice Bea son unas galletas sanas y ricas de verdad (que no siempre es fácil combinar ambas cosas).

Por cierto, ¿os acordáis del post en el que os enseñaba a hacer una cajita a medida para vuestras galletas? Las galletas que aparecen en las fotos eran éstas galletas de avena, y si queréis regalarlas (éstas u otras galletas), allí os explico como hacerles una cajita.

diy_caja_galletas_18

¡Sí, sí, sí, el finde ya está aquí! Que lo disfrutéis mucho. :)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cocina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s