Sukhi: el calor de la felicidad

Os contaba aquí que a pesar de no haber sido nunca muy de alfombras últimamente les estaba cogiendo el gusto. De hecho ahora mismo, cuando pienso en decorar alguna habitación o el salón (estoy ultimando ya la mudanza) me cuesta visualizar la estancia sin ninguna alfombra. Y es que además del plus decorativo que supone una alfombra bien bonita, aportan una calidez difícil de conseguir de otro modo (sobre todo si como yo eres un amante de las cosas sencillas y los colores neutros).

Así que poco a poco voy investigando y descubriendo estilos que encajan con mis gustos y necesidades. Imaginaos lo feliz que me hizo que una marca a la que admiro y sigo desde hace años como es SUKHI se pusiese en contacto conmigo a raíz de ese post para enseñarme un poquito más de su trabajo y de sus alfombras. ¿Os apetece conocerlo?

aditya-iv

SUKHI, que significa FELIZ en nepalí, es cómo os digo una marca de alfombras que sigo desde hace bastante tiempo (desde que la descubrí gracias a Três Studio) y me gusta por tres razones fundamentales: sus diseños, trabajan con materias primas de primera calidad, y desarrollan además un proyecto social importantísimo en determinadas regiones de India, Marruecos, Nepal y Turquía.

Qué os puedo decir… Si además de adquirir un producto bonito, artesano y de calidad, resulta que con ello colaboramos con la mejora de las condiciones de vida de zonas muy desfavorecidas, mejor que mejor.

Ya sabéis de mi predilección por las alfombras marroquíes Beni Ouarain porque os lo conté aquí, pero hoy quiero enseñaros otras que me gustan también muchísimo por su estética y su versatilidad: las alfombras de fieltro y lana de la India.

fieltro-recortado-con-juguete

Están hechas a mano con lana primera clase, son sometidas a estrictos controles de calidad para que asegurar que llegan a su destinatario en perfectas condiciones y resulten un producto muy duradero, y además podemos encontrarlas en multitud de colores, diseños y estilos que se adaptan a todos los gustos y preferencias.

Se confeccionan con lana neozelandesa de calidad superior que, además de mullida y resistente, es ignifuga. Este tipo de lana es fácil de convertir en fibra para tejer y es agradecida a la hora de teñir, lo que la convierte en una materia prima perfecta para este tipo de alfombras: aislante, cálida, suave, flexible, resistente y duradera. Para que os hagáis una idea, se tarda una semana entera en convertir dos kilos de materia prima en hilo.

Se confeccionan cuatro tipos diferentes de alfombras, a cuál más bonito.

Las alfombras de fieltro recortado se confeccionan a partir de múltiples láminas de fieltro recortadas que se colocan sobre un tejido, atando a los hilos de la urdimbre a una barra sostenedora. Cada alfombra puede contener hasta 3.000 ó 4.000 motivos. El resultado es actual, innovador, elegante, cálido, moderno y muy resistente.

aditya-i

Las Alfombras de lana afieltrada se fabrican con mucho cuidado ya que deben atarse las láminas de fieltro unas otras en un procedimiento que dura semanas. El proceso de teñido es manual y tradicional (lo que hace que nunca pierdan color ni destiñan), y el resultado es una alfombra densa, suave y de un color espectacular.

reyansh-v

Las Alfombras de nudos de lana son quizá las más resistentes de todas, elaboradas doblando gruesas tiras de fieltro y formando con ellas multitud de borlas tirantes. El efecto es fascinante y da como resultado unas alfombras muy cómodas y muy suaves.

ayush-iii

Y las Alfombras de piedras, que son mis favoritas, no están hechas de piedras , ¡pero lo parecen!. Su aspecto visual es muy similar al que proporcionarían multitud de piedras pequeñas juntas, aportando a la estancia un aire natural y moderno. Son alfombras muy suaves y muy cálidas confeccionadas distintas tonalidades de grises, marrones y blancos. Si están buscando alfombras que aporten un toque neutro, te encantarán. :)

dhruv-i

Aquí podéis ver mejor cada tipo:

texturas2

Y como os decía al principio, lo mejor de todo es que SUKHI es además un proyecto social. Los equipos de artesanos reciben un sueldo digno que llega a triplicar el salario medio de la zona, lo que les garantiza una vida más cómoda (y en ningún caso se utiliza mano de obra infantil). Y además les permite exportar su tradición ancestral de tal forma que sus productos puedan atesorarse y apreciarse en todo el mundo.

alfombra-sukhi-es-conoce-a-nuestro-equipo-en-la-india

Por si fuera poco, si no te encaja ninguna de las opciones que aparecen entre sus diseños, te permiten personalizar tu alfombra escogiendo la forma (redonda o rectangular), el tamaño, y los colores (puedes escoger en una carta de color muy variada).

Para los convencidos, estoy segura de que os encantarán. Y para los que sois de mi equipo y os gustan únicamente alfombras muy determinadas, ¿qué me decís? ¿son o no son bonitas? Decidme que no pondríais una en vuestras vidas… ;)

¡Feliz martes y buena semana!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Decoración y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sukhi: el calor de la felicidad

  1. Sukhi.es dijo:

    Mil gracias por ayudarnos a difundir éste proyecto. Nos ha encanto tu texto y tus palabras sobre Sukhi. :)

    Un Saludo.

    Le gusta a 1 persona

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s