La pequeña Manhattan (I): Creu de Serra Gelà

Benidorm es la ciudad con más rascacielos por habitante del mundo y, después de Nueva York, la que más rascacielos tiene por metro cuadrado. Por eso la apodan cariñosamente como La pequeña Manhattan. Su estructura urbanística gusta y horroriza a partes iguales, quizá en ambos casos porque no estamos muy acostumbrados a este tipo de construcción ni de paisaje, y aunque pueda resultar un destino demodé bastante denostado en muchas ocasiones, lo cierto es que algo tendrá esta ciudad tan particular para atraer cada año a tanta gente: pasa de los escasos 70.000 habitantes a los 400.000 en los meses de verano.

Yo pertenezco a ese porcentaje de la población a la que esta ciudad le gusta. No es mi destino favorito ni la piso jamás en temporada alta, pero lo cierto es que tiene un pequeño gran punto kitsch que me encanta y la capacidad de hacer sentir a gusto a (casi) cualquiera. Escaparme de vez en cuando en primavera o en otoño y disfrutar también de las localidades cercanas (pronto os enseñaré algunas de ellas), me ha proporcionado en ocasiones la desconexión que necesitaba. Cómo lo oís. Justo ahí, entre el barullo, el jaleo y la multitud. Y es que hay quiénes necesitamos huir lejos de la paz y la tranquilidad para ser capaces de relajarnos y desconectar.

Probablemente resulte poco Pinterest escribir una entrada (o varios, porque no todo va a caber aquí) sobre Benidorm, y mucho menos cool que los destinos que inundan instagram, pero quizá hasta sea capaz de descubrirle a alguien una ciudad que no imagina. ^_^

Uno de mis sitios favoritos es la Creu de Serra Gelà desde dónde puede contemplarse toda la ciudad y que ofrece unas vistas panorámicas espectaculares.

Benidorm_Cruz_7

Benidorm_Cruz_6

Hay quienes hacen toda la ruta a pie, desde el Rincón de Loix, y quienes suben en coche hasta el tramo final en el que hay habilitado un pequeño aparcamiento (yo soy de estas últimas). Eso sí, para quiénes tengan la intención de hacerla caminando, tened en cuenta que la subida es de las buenas con desniveles de hasta el 15% (el que avisa no es traidor).

A pie o motorizados, desde que empezamos a subir las vistas de la costa y la isla de Benidorm no tienen desperdicio. Una vez alcanzada la zona de aparcamiento, el último tramo hasta la cruz debe hacerse necesariamente a pie.

Benidorm_Cruz_8

Benidorm_Cruz_9

La historia de la cruz es muy curiosa. Parece ser que a principios del año 1962 finalizó una misión evangelizadora en protesta por la retirada de la prohibición del bikini en las playas de Benidorm, con la colocación de la cruz en lo alto de la sierra (unos años antes el alcalde de la ciudad había conseguido la autorización del gobierno franquista de permitir el uso en las playas de la ciudad).

Benidorm_Cruz_11

La cruz que podemos ver hoy en día ya no es la misma y se ha convertido en uno de los reclamos turísticos más importantes de la ciudad. Prometo que impresiona. Impresiona la cruz por su tamaño e impresionan las vistas.

Es una pena que la última vez que estuve y aproveché para hacer fotos, el día no fuese el más propicio. En condiciones normales, desde ahí arriba podemos ver la costa de Alicante. Sin embargo fue un día de muchísima bruma y las vistas no son tan espectaculares. ¡Bien lo siento! Porque merecen la pena.

Benidorm_Cruz_10

Benidorm_Cruz_2

Benidorm_Cruz_1Es además la vista más bonita de uno de los edificios más emblemáticos de Benidorm: la Torre Lugano, un edificio residencial de 158 metros de altura (el edificio residencial más alto de España) que a pesar de ser la tercera edificación más alta de la ciudad (por detrás del Gran Hotel Bali y del edificio In Tempo aún deshabitado) supone la cumbre del skyline de Benidorm: está asentado a 82 metros sobre el nivel del mar, lo que le hace alcanzar la cota de 237 metros de altura.

Benidorm_Cruz_3

Benidorm_Cruz_4Pronto os contaré algo más de esta ciudad y os enseñaré alguna localidad cercana que merece mucho la pena conocer.

¿Alguien más al otro lado que haya encontrado el encanto de esta ciudad? Me consta que hay y no son pocos. ;)

¡Buen martes!

Info: wikipedia / altimetrías.net
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lifestyle y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La pequeña Manhattan (I): Creu de Serra Gelà

  1. Pingback: La pequeña Manhattan (II): Paseo a Finestrat | Parte de mi norte

  2. Pingback: La pequeña Manhattan (III): Balcón del Mediterraneo | Parte de mi norte

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s