Una casa real llena de DIY

Siempre recalco la importancia de que nuestros hogares reflejen nuestra personalidad, expiren nuestra esencia y den la sensación de únicos y originales. Si además eres un amante del DIY y eres capaz de infligir tu propio sello en el contenido (en el continente es mucho más complejo) el resultado puede ser tan espectacular como el de la casa que os enseño hoy y que no puede gustarme más.

Me encontré con ella por casualidad preparando otro post deco que tengo pendiente de publicar y la verdad es que no podía dejar de compartirla con vosotros. Se trata de la casa unifamiliar de la estilista y diseñadora Julie Glein Halvorsens en Hamar (Noruega), su ciudad natal.

Bolig_JulieLucieLiljeroth_2

Bolig_JulieLucieLiljeroth_8

Bolig_JulieLucieLiljeroth_3

La claridad en paredes y suelos combinada con colores pastel y flúor en la decoración, proporcionan un equilibrio perfecto. Es una muestra clara de lo que siempre digo: que elementos estructurales y mobiliario sean de color neutro claro no implica que vayamos a crear un espacio frío e impersonal, siempre y cuando el toque de color adecuado venga proporcionado por la decoración y los elementos coyunturales.

En la zona de comedor hay tres elementos clave: la estantería String Pocket (perfectamente decorada en tonos pastel), las lámparas de Clas Ohlson, y varias plantas que aportan color y calidez. Me encanta la silla de colegio que incorporó en la mesa del comedor y que trajo desde el Mercado de Las Pulgas. En la zona de salón destaca el colorido de mantas y cojines (que además son fáciles de renovar e incluso adaptar a cada estación) y el toque que proporciona el mármol de la mesa de centro.

Bolig_JulieLucieLiljeroth_4

Bolig_JulieLucieLiljeroth_6

Bolig_JulieLucieLiljeroth_7

Bolig_JulieLucieLiljeroth_5

En la cocina el DIY está tan presente como en el resto de la casa a través de láminas diseñadas por la propia Julie (en combinación con otras adquiridas), una pared de pizarra dónde su hija Olivia puede dar rienda suelta a su imaginación al mismo tiempo que ella hace la lista de la compra y, sobre todo, las lámparas adornadas por bolas de madera pintadas a mano. ¡Me encanta el resultado!

Bolig_JulieLucieLiljeroth_1

Aunque quizá dónde más se note la mano de Julie es en la zona de estar, en la que una pared revestida con contrachapado de abedul, además de aportar muchísima calidez es un perfecto lienzo en blanco para sus creaciones. La estantería metálica básica (podemos encontrarla en cualquier ferretería o almacén de productos de bricolaje) adornada con cajas en tonos pastel, plantas y cestas de mimbre, es otro de los elementos ganadores de esta zona de la casa que es sin ninguna duda mi favorita.

Bolig_JulieLucieLiljeroth_9

En la zona de trabajo volvemos a encontrarnos con la estantería metálica adornada con accesorios de madera, y pared revestida en este caso en blanco. ¿Quién no se inspiraría en un espacio como éste? Como siempre, es fundamental que existan notas de color salpicadas para no caer en la frialdad y el aburrimiento, y en eso Julie acierta siempre a la perfección.

Bolig_JulieLucieLiljeroth_10

Bolig_JulieLucieLiljeroth_11

Y por último las habitaciones. Si la de la pequeña Olivia está llena de color con paredes en tono coral vivo combinado con muebles en color menta muy clarito, y decoración preferentemente en blancos y amarillos, el dormitorio de Julie y Thomas es mucho más neutro. Algún toque de color en mesita y cojines, una pared decorada con vinilos adhesivos y de nuevo plantas, muchas plantas.

A Julie y a Thomas aún les queda una planta entera por reformar, pero viendo el resultado de esta parte de la casa, no cabe ninguna duda de que el resto será igual de divertido, bonito y sorprendente. Y es que cuando un amante de la decoración que ya ha pasado a lo largo de los años por muchos estilos diferentes (shabby chic, estilo francés o estilo industrial) invierte todo un verano en la renovación de su hogar, el resultado sólo puede ser tan espectacular como éste.

Para mí hay tres claves fundamentales en esta reforma:

  1. Renovación de mobiliario básico: por ejemplo, la mesa de centro, que es una vieja mesa que Julie encontró en el Mercado de Las Pulgas y que posteriormente pintó y revistió de papel adhesivo de imitación mármol.
  2. Si no es díficil, créalo: el banco naranja de la cocina o el banco del dormitorio son creaciones propias que Julie diseñó y Thomas realizó con ayuda de su padre. A veces no es fácil crear un mueble desde cero, pero hay elementos muy sencillos que sí podemos diseñar y crear y que aportarán un toque único.
  3. Mucho DIY: nada mejor para que una casa sea única que elementos propios. No es difícil diseñar e imprimir una lámina bonita, comprar una tela que nos guste y crear nuestros propios cojines, pintar una cómoda o una lámpara, o añadir guirnaldas de papel de seda. Sólo hacen falta muchas ganas y un poco de paciencia.

¿Qué os parece? ¿Alguien más se mudaría ya mismo a una casa así? ¡Que levante la mano! Yo no me lo pensaría…

¡Buen martes! ^_^


Fotos e info: Bolig Pluss

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Decoración y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s