La vida se vive despacito

La vida se vive despacito… y disfrutando. Disfrutando de cada segundo, de cada instante, de cada experiencia, de cada viaje, de cada encuentro y de cada momento. Lo he dicho otras veces, se trata de cerrar los ojos y sentir. Detenerse y pensar. Abrir los ojos y disfrutar de lo que nos rodea y quiénes nos rodean.

Pero la teoría es siempre más sencilla que la práctica. El día a día nos arrastra y a veces nos engulle. Querer llegar a todo y hacerlo además rápido y bien. Las prisas, el estrés, los nervios… A veces llegas por los pelos y derrapando. Otras veces ni siquiera es así. Y la desagradable sensación cuando no eres capaz de llegar, de dar más.

IMG_1376

En un año y medio embarcada en esta aventura que es Parte de mi Norte no he faltado ni un solo día a la cita, salvo vacaciones. A veces creí que no sería capaz de llegar y me costó mucho esfuerzo y alguna hora de sueño no faltar a las dos citas semanales. Me prometí que cada martes y cada viernes publicaría una entrad, y lo cumplí rigurosamente costara lo que costase. Cualquier cosa antes que faltar a mi palabra conmigo misma.

Y entonces, cuando de repente recuerdo eso de pararse y sentir, de cerrar los ojos y disfrutar… me doy cuenta de que no tiene sentido. Esta aventura no tiene ningún sentido si no es para disfrutarla. Y sobre todo, yo no transmito lo mismo si no lo disfruto.

Me encanta escribir y me encanta escribir sobre las cosas que escribo. Disfruto muchísimo preparando cada entrada, recopilando información, aprendiendo de ella, buscando imágenes, editando fotos… Y no quiero dejar de disfrutarlo ni un segundo.

IMG_1485

Este año está siendo un año de muchos cambios para mí. Cambios tan maravillosos como inesperados, lo que ha hecho que la organización de alguien tan cuadriculado como soy yo se tambalee y se desmorone. En los últimos meses he llegado a publicar como os decía, derrapando y por los pelos. Sin disfrutar. Solo porque sentía la obligación de hacerlo. Y esa no es mi esencia ni es la esencia de este blog. Si quiero que los que estáis al otro lado disfrutéis este pequeño rincón, la primera que debe hacerlo soy yo para poder transmitirlo. Predicar con el ejemplo.

Me cuesta mucho, muchísimo, dar este paso. No puedo evitar sentir que me fallo a mi misma o que me traiciono de algún modo. Pero darlo forma parte también de todos esos cambios tan maravillosos de los que os hablaba antes, algunos tangibles y otros no.

Ha llegado el momento de volver a disfrutar de Parte de mi Norte como lo hacía al principio, y para ello es necesario que no existan días fijos de publicación. Publicaré cuando tenga tiempo para preparar las entradas con el mimo y la dedicación que me gusta, y sin renunciar a nada para poder hacerlo. Quiero escribir cuando me apetezca de verdad y esté inspirada para hacerlo, y no porque tenga la obligación moral de no fallarme. Mis circunstancias han ido cambiando y el blog debe hacerlo con ellas.

Las ganas y la ilusión siguen intactas, como el primer día. Tengo muchas ideas para el blog y un montón de entradas esperando a encontrar el momento para escribirlas con todo el cariño y la dedicación que a mi me gusta. Y cuando pueda hacerlo de ese modo, lo haré y publicaré. Pero sin prisas ni agobios. Despacito.

Espero que tú, que estás leyendo esta reflexión tan personal, lo entiendas también. Además de la sensación de fallarse a uno mismo está la de defraudar a quiénes están al otro lado. Ojalá entiendas que esto va también de mantener la esencia del blog para precisamente no defraudarte. Y prometo que nos veremos pronto. :)

Y para quitarle un poquito de hierro al asunto, que me he puesto hoy demasiado profunda (será que es martes), no se me ocurre mejor manera que terminar el post con un vídeo que ha desatado la risa de medio mundo y que seguramente ya hayas visto.
Lo dicho… la vida se vive DESPACITO.

Nos vemos pronto, prometido.

¡Buen martes! ^_^

P.D.:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lifestyle y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La vida se vive despacito

  1. rosaberges dijo:

    Bravo, Ana, bravísimo!!!! Tenía pendiente escribir este mismo post en mi blog. Ya no hace falta, tu lo has hecho perfecte. Esto es así. No estamos aquí para hacernos ricas con el blog, estamos aquí para disfrutar con ello, conocer gente, explicar historias, compartir. Y para todo ello, las prisas no son buenas… vamos a disfrutarlo! Despacito… :-*

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Rous… Me ha costado hacerme a la idea y me ha costado escribirlo. Me cuesta no exigirme demasiado. Pero estoy aprendiendo y para muestra, un botón. Me preguntabas una vez como llegaba a todo… dejando de disfrutarlo en buena medida. Y por ahí no voy a pasar. Tú lo has dicho. Éste no es nuestro trabajo sino nuestro placer. Estamos aquí para disfrutarlo y tenemos que preocuparnos de que no pierda esa esencia nunca. Gracias por estar siempre al otro lado. Algún día no muy lejano, estoy segura, estaremos las dos del mismo :)

      Le gusta a 1 persona

Déjame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s